El gobierno federal y el estatal de Hidalgo presentaron ayer el programa piloto Jóvenes Construyendo el Futuro, con el que se pretende rescatar la zona arqueológica Tula Chico y proporcionar empleo a jóvenes de la región por medio de las secretarías de Cultura y del Trabajo, así como del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

La idea de rescatar las zonas arqueológicas del país y generar empleo y capacitación se concretará con ayuda del INAH en diversas áreas del conocimiento como botánica, zoología, arqueología, turismo y gastronomía. Además de empleo, el programa prevé proporcionar alimentación a los jóvenes que participen.

Diego Prieto Hernández, director del INAH, dio a conocer que el organismo tiene como meta reclutar a 800 jóvenes para incorporarlos a tareas de cuidado y rescate de zonas arqueológicas del país. Asimismo, el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, precisó que los gobiernos federal y estatal destinarán 31 millones de pesos para la operación del proyecto Jóvenes Construyendo el Futuro.

 

Con información de Primera Voz