Conocer y reconocer la gran importancia de nuestra herencia prehispánica nos lleva a ésta hermosa reflexión sobre la historia de México, país de gran riqueza y belleza natural y cultural.

El Tajín es la Ciudad Prehispánica Mesoamericana más importante de la costa norte de Veracruz. Su influencia abarca las cuencas de los ríos Cazones y Tecolutla, desde la Sierra Norte de Puebla hasta la planicie costera del Golfo de México. Desde el punto de vista urbanístico en El Tajín se privilegiaron espacios abiertos delimitados por templos y desniveles.

Una de las construcciones más interesantes es la pirámide de los Nichos, llamada así por los tableros que componen sus fachadas fueron decorados con nichos que hacen un total de 365, razón por la cual ha recibido atención de los estudiosos en calendarios, es la ciudad con mayor número de juegos de pelota: 17, lo que ha sido interpretado como una necesidad ante la diversidad cultural que de acuerdo con la época pudo habitar la ciudad. Cronología : 300 a 1200 d. C.

La cultura totonaca fue la población que habitaba Tajín, esta civilización cultivaban maíz y calabazas, practicaban la apicultura, ganadería y trabajaban cultivos altamente comerciales, además se sabe que los totonacas adoraban una gran cantidad de dioses y estos tenían una jerarquía, sumaban un total de 22 dioses de la cultura tradicional. Su arquitectura se caracteriza por elaborados relieves tallados en las columnas y friso.

En las muestras plásticas se aprecian algunas imágenes de personajes que probablemente se traten de los dioses que se generaban en esta urbe costeña la cual recibe siempre a sus visitantes con la majestuosa presentación de los Voladores de Papantla, quienes sujetos a una cuerda dejan caer sus cuerpos desde lo alto de un poste fijo al suelo, su armonioso descender, acompañado del rítmico soplar de la flauta indígena, significa el último vuelo del ave sagrada, que busca su verdadero encuentro con el Sol.

Es de gran importancia la mención de ésta ceremonia por ser una gran atracción de todos los tiempos de esta civilización, compartiendo la entrevista con el indígena y volador de Papantla, Cirilo García, quien menciona tener 38 años haciendo ésta ceremonia y es originario de Hidalgo.

1- ¿De dónde surge la tradición de los Voladores de Papantla?

Es una tradición que viene de generaciones de padres a hijos desde hace tiempo, es de origen totonaca y somos un grupo de varias comunidades, originalmente los voladores son del Tajín y las ceremonias principales se hacían en éste lugar.

2-  ¿ Cuál es el objetivo o significado de la ceremonia?

Era para pedir al Dios Sol para que lloviera en tiempo de sequía y fuera bien en la cosecha, antiguamente se hacía a los cuatro puntos cardinales, a los 4 dioses.

3- Su vestimenta, ¿Qué significado tiene?

El blanco representa la tierra madre, el color rojo del cruzado es la sangre del Sol, el bordado es la vegetación, es todo de chaquira y lo elaboramos nosotros con ayuda de las esposas.

4-  Además de ser un volador, ¿a qué se dedica?

Me dedico, al igual que los demás a la agricultura, al campo, a sembrar maíz, algunos compañeros ya sólo se dedican a seguir volando porque ya tienen 80 años o más, siguen fuertes y nosotros seguimos hasta que el cuerpo aguante.

5-¿ Tienen alguna preparación especial los voladores?

Tenemos una escuela en el pueblo de Papantla donde seguimos enseñando a los niños, jóvenes, nos reunimos los martes, cada 8 días para ir les enseñando y sigan la tradición, por eso es importante la cooperación del Turismo, porque con eso podemos dar mantenimiento a la escuela, y somos una organización de 15 grupos y nos vamos rolando los días para seguir adelante con la tradición de los voladores.

Riqueza cultural, tradición y orgullo El Tajín y los Voladores de Papantla.

Con información para Primera Voz.