No sean así, queridos lectores. Fúchila, tache.

 

Ilustración: Eysel Abisué Cortés Martínez