Durante una gira de trabajo del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador en San Luis Potosí, un grupo de manifestantes intentó ingresar al hotel en el que estaba hospedado en Ciudad Valles, provocándole una fuerte molestia.

Los manifestantes buscaban exponerle su inconformidad por el manejo del gobierno municipal y por los despidos de trabajadores del Organismo de Agua y Alcantarillado.

“Si no se van no hay acuerdo… Yo no merezco este trato… Es un acto de provocación… Atiéndelo en la instancia correspondiente… Yo no merezco intimidarme por nadie… No voy a caer en ninguna provocación… Desde muy temprano estoy trabajando por el pueblo, entonces tengo derecho a descansar… Aunque los hayan mandado a provocar, no voy a caer en ninguna provocación… siempre hago justicia pero no me dejo presionar por nadie”.

Con información de Primera Voz