El presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que, luego de hacer un análisis, han calculado que México deja de recibir 500 mil millones de pesos por el uso de facturas falsas,, lo que es un robo a la vista de todos.

Por lo anterior, urgió al Senado de la República a aprobar que se catalogue como delito grave a la defraudación fiscal y que se prohíba la condonación de impuestos. “Eso está ahí pendiente, ojalá y se apruebe porque eso nos va ayudar mucho. Si no hay defraudación fiscal, la hacienda pública se fortalece y no hay motivo ni razón para aumentar impuestos ni para decretar gasolinazos ni para endeudar al país”, enfatizó el mandatario.

Señaló que se debe acabar con los privilegios fiscales “para que todos contribuyamos, que todos paguemos impuestos”.

El pasado 10 de septiembre, el Senado aprobó el combate de las empresas fantasma y la facturación falsa, que rebasa los 7.8 millones de pesos, al catalogarlos como delincuencia organizada y contra la seguridad nacional. Toca el turno a la Cámara de Diputados, donde convocarán a audiencias públicas para analizar las reformas a la Ley Federal contra Delincuencia Organizada, la Ley de Seguridad Nacional, el Código Fiscal de la Federación y Código Penal Federal.

 

Con información de Primera Voz