Rectores de distintas universidades públicas del país hicieron un llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador, a los titulares de las secretarías de Hacienda y de Educación y a los legisladores del Congreso de la Unión, para que realicen los ajustes necesarios al proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación del 2019, a fin de evitar cualquier afectación a los procesos educativos.

En un desplegado publicado en los principales diarios de circulación nacional, las autoridades de 16 Universidades Públicas Estatales (UPES) expresaron una profunda preocupación y extrañeza por la disminución real de 3.4% de los recursos asignados a este sector, pese a estar a cargo de atender al 40% de la matricula pública de educación superior de México.

Recordaron que en la XXVIII Sesión Extraordinaria de la Asamblea General de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), el entonces mandatario electo se comprometió a ajustar el presupuesto destinado a las universidades de acuerdo con el índice inflacionario para no afectar el sistema educativo nacional.

Sin embargo, los rectores estimaron que, con el recorte presupuestal, programas destinados a asegurar la calidad de la educación superior como el Programa para el Fortalecimiento de la Calidad Educativa (PFCE,) se verán afectados con una reducción de 400 millones de pesos, en lo que respecta a su componente de educación universitaria, y de hasta 745 millones menos si se incluye a las Universidades Tecnológicas de profesionales de la educación; también señalaron que los programas para el Desarrollo Profesional Docente (ProDEP) y el de Apoyos para la Atención a Problemas Estructurales de la UPES prácticamente desaparecerán, por lo que hacen un llamado a reconsiderar el proyecto presupuestario.

Las dieciséis universidades que firman el desplegado se localizan en los estados de Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Ciudad Juárez, Chihuahua, Guanajuato, Morelia, Nayarit, San Luis Potosí, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Guanajuato, Guadalajara y la Autónoma de Querétaro; esta última solicitó abrir un canal de comunicación con la SEP y la SHCP para resolver la situación de diez universidades en quiebra y las que requieren con urgencia un proyecto de viabilidad financiera.

 

Con información de Primera Voz