Amber Luke, de 24 años de edad es una influencer de Instagram que es fanática de los tatuajes y los piercings y en el que ha gastado más de 26 mil dólares australianos, unos 340 mil pesos.

La joven de Australia reveló que quedó ciega por tres semanas luego de que se inyectara tinta azul para que todo el globo ocular cambiará de color. Desde los 16 años de edad descubrió su pasión por la tinta y desde entonces se ha hecho cerca de 200 tatuajes, además de aumento de senos, rellenos de mejillas y labios e implantes en oídos.

La modificación de tatuarse los ojos de azul fue tan extrema, pues el procedimiento de 40 horas no fue nada sencillo. Pero para esta influencer con más de 166 mil seguidores unos lentes de contacto no eran suficientes y casi termina por perder la vista de manera permanente.

Con información para Primera Voz