Al menos 43 personas han muerto y casi 600 han resultado heridas este sábado después de que un tsunami haya golpeado el estrecho de Sonda, entre las islas de Java y Sumatra, en Indonesia.

Según los especialistas del país asiático, el tsunami podría haberlo provocado un aumento repentino de la marea debido a la Luna nueva combinada con una avalancha submarina tras la erupción del volcán Anak Krakatoa, que forma una pequeña isla en el estrecho de la Sonda. “La combinación provocó un tsunami repentino que golpeó la costa”, ha indicado el portavoz.

Indonesia es una de las zonas más proclives a sufrir catástrofes de la Tierra, se encuentra en el llamado Cinturón de Fuego del Pacífico, donde coinciden placas tectónicas y se producen una gran parte de las erupciones volcánicas y sismos del planeta.

Con información de Primera Voz y El País