Donald Trump, presidente de Estados Unidos, planteó la posibilidad de aplicar aranceles a automóviles exportados a su país después de que General Motors anunciara despidos y cierres de plantas esta semana.

A través de Twitter, sugirió que si General Motors no mantiene sus empleos debería devolver el dinero que la administración de su gobierno gastó para mantenerlo a flote como parte del rescate de la industria automotriz.

Donald Trump expresó su malestar por la decisión de la armadora de reducir la producción de algunos modelos y recortar su fuerza laboral en Norteamérica, luego de que General Motors anunciara esta semana que eliminará 14 mil puestos de trabajo, además de cerrar tres de sus fábricas de producción, dos en territorio estadounidense y una en Canadá.

 

Con información de Primera Voz