La secretaria de Gobierno de Ciudad de México, Rosa Icela Rodríguez, aseguró que después del altercado ocurrido ayer en el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente fueron trasladados cerca de 30 reos de alta peligrosidad pertenecientes a diferentes grupos delictivos a penales federales.

Advirtió que son miles los recursos de amparo que han tramitado los reos de las cárceles capitalinas para evitar su traslado a centros penitenciarios de alta seguridad, que son impugnados por las autoridades capitalinas para lograr que sean removidos a otros lugares.

Detalló que en los reclusorios ubicados en la capital del país hay una población de 25,500 reos, de los cuales 2,360 habitan penitenciarías federales.

 

Con información de Primera Voz