En últimas fechas la demanda de auditoria externa en distintas escuelas y facultades de la UNAM se ha generalizado ante las evidencias de corrupción y mal manejo de recursos.

La Escuela Nacional de Lenguas, Lingüística y Traducción (ENALLT), de la UNAM, es un caso emblemático no sólo de posible corrupción sino de acoso laboral. Los muros de los edificios de la Escuela, en Ciudad Universitaria, están repletos de carteles donde piden la destitución de la directora, la Dra. María del Carmen Contijoch Escontria y se quejan de acoso laboral por parte de la Lic. Barbara Byer Clark, coordinadora de evaluación y certificación en Ciudad Universitaria.

 

Trabajadores señalan que además de la partida presupuestal que recibe la ENALLT, los recursos que recaudan por los exámenes y cursos son de miles de millones como si fuera una escuela privada. El manejo de esos recursos no es transparente, ni se ve reflejado en las condiciones de los materiales educativos.

Como diría la periodista San Juana Martínez: el santuario intocable de la UNAM exige Auditorias Externas.

 

Con información de Primera Voz