Desde muy temprano, trabajadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) tomaron las garitas de la caseta de cobro de la autopista México-Cuernavaca, a la altura del kilómetro 24, en Tlalpan.

Los manifestantes aprovecharon el Jueves Santo, cuando cientos de capitalinos salen de la Ciudad de México para levantar las plumas de las casetas de cobro y dejar pasar a los automovilistas solamente si cooperaban económicamente con su movimiento.

Con información de Primera Voz