Una comisión de funcionarios del gobierno de México, encabezada por Marcelo Ebrard, fue enviada a Washington D.C. para tratar el tema de los nuevos aranceles con autoridades estadounidenses. Como consecuencia la tecnología se verá severamente afectada.

Después de que Trump dijo a través de Twitter que México se ha aprovechado de Estados Unidos por décadas, principalmente como consecuencia del asunto migratorio. “México hace una fortuna de Estados Unidos”, escribió. Los tuits siguieron llegando, con Trump presagiando que la industria automotriz (la principal afectada) optará por sacar sus fábricas de México para llevarlas a Estados Unidos.

La estrategia solo hará que los la tecnología suba de precio y el consumidor final sea el que deba pagarlo. “La administración debe entender que usar tarifas para penalizar a otros países significa que las familias estadounidenses, trabajadores y empresas pagan el precio”.

Con información de Primera Voz