Surtsey es la isla más remota de la Tierra, a 2.500 kilómetros de cualquier sitio habitado. Este tipo de islas también pueden ser tan recientes que, además, se siente que estás hollando un terreno virgen, propio de otro planeta. 

La isla más reciente de la que tenemos constancia, de hecho, lo es tanto que su tierra apenas tiene 50 años. 

La isla de Surtsey, se localiza frente a la costa sur de Islandia, se formó tras emerger el 14 de noviembre de 1963, a partir de la erupción volcánica producida bajo el nivel del mar. 

La nueva isla recibió el nombre de Surt, un jötunn de fuego de la mitología nórdica.

Con información de Primera Voz y Xataka Ciencia