El gobierno de Hidalgo informó el fallecimiento de otra persona más tras la explosión de una toma clandestina en Tlahuelilpan, por lo que la cifra de muertos aumentó a 127.

Hasta el momento se han registrado dos pacientes dados de alta y 20 personas internadas en Hidalgo y fuera del Estado.

Además, señaló que 16 restos humanos han sido identificados y entregados a sus familiares.

Con información de Primera Voz y El Heraldo