Los tres sujetos que ingresaron sin ningún problema hasta la bóveda de la Casa de Moneda, de la que robaron centenarios y relojes conmemorativos por un monto superior a los 55 millones de pesos, están en la Ciudad de México, dijo Jesús Orta Martínez, secretario de Seguridad Ciudadana.

El jefe de la policía capitalina aseguró que fallaron los protocolos de seguridad del personal de la Casa de Moneda, ubicada en Paseo de la Reforma 295 y Río Sena, que al momento del robo aún no abría las puertas al público. A pesar de que en Reforma siempre “hay mucha presencia policial”,  la vigilancia se reforzó, porque “nunca es suficiente”, añadió.

“No vamos a dejar el tema porque tenemos la consigna de detenerlos…están en el interior de la Ciudad, pero prefiero no comentar más al respecto para no entorpecer la búsqueda que estamos haciendo”, expuso.

Entrevistado tras la entrega de patrullas en la explanada de la alcaldía Tláhuac, dijo que el gerente de la Casa de Moneda llamó a la policía después de que pasaron los hechos, quienes llegaron tres minutos después de recibir el reporte.

La SSC identificó al menos tres elementos que llaman la atención del robo: “De entrada el que se hayan metido con mucha facilidad siendo que el establecimiento todavía no estaba abierto; segundo, que se van directo a una bóveda que estaba abierta, lo que permite al final del día que se haga esto con mucha facilidad y con un tiempo muy corto, y evidentemente que había empleados en el lugar que hay que investigar”, explicó.

Mencionó que se revisarán los protocolos, toda vez que existen dos antecedentes de robo en julio del año pasado y en 2017.

Por su parte, la Procuradora capitalina, Ernestina Godoy, especificó que la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México no intervino en el caso y que los peritos de la dependencia sólo hicieron acto de presencia, pues el caso es investigado por la Fiscalía General de la República.

 

Con información de Primera Voz