La Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) aseguró las cuentas de la extitular de la Secretaría del Desarrollo Social (Sedesol) Rosario Robles, así como la de quien fue su Oficial Mayor en dicha dependencia, Emilio Zebadúa ante las sospechas de desvío de recursos durante su paso por la Sedesol y la Secretaría del Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) durante la administración de Enrique Peña Nieto.

El jueves, un juez de Control citó a Rosario Robles a audiencia para que la Fiscalía General de la República (FGR) formule la imputación en su contra por el ejercicio indebido del servicio público y busque vincularla a proceso.

Los delitos por los que se le acusa no merecen prisión preventiva, por lo que podría llevar su proceso en libertad, y un juez de Amparo le concedió una suspensión provisional contra cualquier orden de aprehensión o de comparecencia.

Con información de Primera Voz