Después de cinco semanas de acción en la NFL, quedan únicamente dos equipos invictos: Los San Francisco 49ers y los New England Patriots. Te contamos qué fue lo bueno, lo malo y lo feo durante esta semana en la liga más poderosa del mundo.

Lo bueno

Against all odds. Nadie en su sano juicio hubiera imaginado que los Indianapolis Colts se meterían al Arrowhead para quitarle el invicto a los Chiefs. Sin embargo, lo lograron a base de dominio en la línea de golpeo, sobre todo del lado ofensivo. Anthony Castonzo, Quenton Nelson, Ryan Kelly, Mark Glowinski y Braden Smith hicieron lo que quisieron con la línea defensiva de Kansas City; en la otra trinchera, la D limitó el ataque terrestre de los Chiefs a 36 yardas totales, de las que 17 fueron del QB estelar Patrick Mahomes.

Lo malo

Los Browns siendo los Browns. Se esperaba un juego interesante anoche entre Cleveland y San Francisco; vamos, incluso el invicto de los Niners podía estar en peligro, pero de una manera inexplicable los Browns se las ingeniaron para anotar sólo tres puntos teniendo una ofensiva compuesta por Baker Mayfield, Jarvis Landry, Odell Beckham Jr. y Nick Chubb. Sin embargo, y aún con un récord de 2-3, todavía podrían pelearle el liderato de la AFC North a los Ravens considerando que Pittsburgh y Cincinnati están en el hoyo. Depende de que su ofensiva quiera trabajar.

Lo feo

El Tazón del Morbo. Quienes alguna vez fueran protagonistas de un Super Bowl (el XVII, donde ganaron los Redskins) librarán el próximo domingo una dura batalla por anotarse su primera victoria. Washington acaba de despedir a su head coach, Jay Gruden, luego de cinco frustrantes semanas sin resultados y un poco halagador video donde se le observa fumar un poco de marihuana y coquetear con chicas durante una fiesta. ¿Se notará algún cambio frente a unos Dolphins que parecen apuntar a conseguir la primera selección global del próximo draft?

 

Con información de Siete Leguas para Primera Voz