Lo que será considerado como el primer hackeo de 2019 afectó a 772 millones de direcciones de email, que fueron violadas y forman ya parte de uno de los hackeos más grandes que se hayan registrado.

Esta violación de datos, Troy Hunt la nombro como ‘Colección#1’, representada por un conjunto de direcciones de correo electrónico y contraseñas que suman 2,692,818,238 filas, algo más del valor de un entero de 32 bits.

Esta información le llegó desde varios usuarios quienes le informaron sobre una serie de carpetas que estaban circulando en el popular servicio de nube MEGA, las cuales fueron eliminadas y contenían más de 12,000 archivos separados en más de 87 GB de datos.
Éstos archivos fueron agregados a la famosa plataforma Have I Been Pened donde se exponen las contraseñas que han sido expuestas a alguna violación de datos.

Sin embargo, el sistema no muestra de cuál sistema ha sido violentada la contraseña, pero al menos avisa si la misma fue expuesta.

Con información de Primera Voz