Alberto Pérez Dayán, ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación admitió a trámite las controversias constitucionales que interpusieron el Banco de México y la Comisión Federal de Competencia Económica contra la Ley Federal de Remuneraciones de Servidores Públicos, y concedió a la suspensión para que no se aplique dicho estatuto al primero de los organismos autónomos.

La suspensión beneficiará temporalmente a los trabajadores de Banxico, ya que tratarse de un organismo autónomo especializado, sus empleados podrán ganar 108 mil pesos más el 50 por ciento, como establece el artículo 127 constitucional.

Los recursos que reciben los empleados de Banxico no provienen del erario federal, sino del propio Banco Central que es autosustentable.

La Junta de Gobierno del Banxico ajustó los tabuladores de las remuneraciones correspondientes a los servidores públicos del Instituto Central para 2019, en atención a los límites señalados para la remuneración del Presidente de la República establecida en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el presente ejercicio.

No obstante, algunos servidores públicos del instituto central y del Sindicato Único de Trabajadores del Banco de México promovieron amparos respecto a la aplicación de diversas disposiciones de dicha ley, así como sobre ciertos efectos del Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2019.

Con información de Primera Voz y Vanguardia.