El Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef) informaron a sus trabajadores que a partir del 1 de enero de 2019, queda sin efecto el seguro de gastos médicos mayores, en línea con las medidas de austeridad que aplica la nueva administración.

“En el talón de pago de la primera quincena del mes de enero de 2019 ya no se reflejará el descuento de este concepto en caso de potencialización; por su parte, la dependencia dejará de cubrir el pago de primas básicas”, explica la comunicación interna del SAT.

Por su parte, la Condusef también informó internamente a sus empleados que el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 publicado en el Diario Oficial de la Federación el 28 de diciembre, destaca la reorientación del gasto público en beneficio de la población más pobre, con la intención de impulsar el desarrollo económico de México, con lo que se aplicarán cambios en los servicios de salud con los que cuenta el personal de confianza.

“Todos los colaboradores (operativos, mandos medios, superiores y personal jubilado) seguirán contando con el esquema de seguridad social que brinda el ISSSTE”, refiere la comunicación interna del SAT.

El pequeño detalle

De enero a septiembre de 2018, el gobierno federal pagó 2,280 millones de pesos por concepto del seguro de gastos médicos mayores; en tanto, cálculos realizados por la Condusef en agosto pasado refieren que el ISSSTE tendrá un impacto en sus finanzas de al menos 4,080 millones de pesos ante el aumento en la demanda de atención médica por parte de burócratas.

Con información de Primera Voz y El Imparcial