Tras el estreno de la película Toy Story 4, Disney aprovechó la fama del personaje “Forky” para lanzarlo en diferentes versiones que han resultado un éxito en Estados Unidos, excepto uno que tuvo que ser sacado del mercado por riesgo de asfixia en niños.

La Comisión de Protección al Consumidor de Estados Unidos dio a conocer que el Forky 11, juguete de peluche con ojos de plástico que pueden ser desprendidos fácilmente por los niños, quienes podrían metérselos a la boca y eso los ahogaría, así que recomendaron a los consumidores devolver el juguete a alguno de los establecimientos donde se distribuye.

Alrededor de 80 mil juguetes de Forky 11 fueron vendidos en Estados Unidos.

Con información de Primera Voz