Los gobernadores de Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Jalisco, Michoacán y Estado de México, las entidades más afectadas por el desabasto de gasolina en el país, se reunieron con el gabinete de seguridad del Gobierno Federal, la titular de Energía Olga Sánchez Cordero y directivos de Petróleos Mexicanos (PEMEX) para conocer a detalle la estrategia para detener el robo de gasolina.

Tras sostener un encuentro de más de cuatro horas con los mandatarios estatales, secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño detalló que se continuará con la vigilancia apoyados con soldados, marinos y policías federales.

“Es importante que en el mediano plazo de par de meses tengamos ya un sistema alterno de transporte de combustible para no depender exclusivamente de los ductos, en tanto desenredamos toda esta maraña de complicidades y corruptelas que han permitido por años construir esta red que hoy recibe al año 80 mil millones de pesos producto del huachicol”, explicó.

Al ofrecer un mensaje a medios, los gobernadores cerraron filas en torno al plan federal de combate al robo de combustibles.

El gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, llamó a los congresos de la Unión y locales a tipificar como delito grave el robo de gasolinas. El de Jalisco, Enrique Alfaro, calificó como positiva la reunión. Su homólogo del Estado de México, Alfredo del Mazo, indicó que la zona del Valle de Toluca ha sido la más afectada en la entidad.

En tanto, la titular de Energía, Rocío Nahle, dijo que durante la reunión se delineó la estrategia contra el robo de combustible y se hizo un cruce de información.

 

Con información de Primera Voz