En Francia, la casa Millon subastó 120 piezas, de las cuales el 95 por ciento salieron del patrimonio artístico de México. De acuerdo con los especialistas del INAH, las piezas se obtuvieron en excavaciones clandestinas y salieron del territorio mexicano de manera ilícita antes de 1972.

El embajador mexicano en Francia, Juan Manuel Gómez Robledo, acompañado de la directora general de Asuntos Culturales, Laura E. González, se presentó un par de horas antes de la subasta a insistir en que el evento no se realizara. Pero la casa de subastas se negó de manera absoluta.

Las 120 piezas arqueológicas mexicanas alcanzaron un valor de más de 26 millones de pesos. Por la representación de la diosa azteca del agua, Chalchiuhtlicue, un comprador pagó el equivalente a 8 millones de pesos.

Con información de Primera Voz