El secretario de Seguridad Pública capitalino, Raymundo Collins, afirmó que no renunciará a su cargo luego de los hechos ocurridos en la zona de San Juan Ixhuatepec, en el límite entre la Ciudad de México y el municipio de Tlalnepantla.

El funcionario expresó que no hay razón para dejar su responsabilidad en esa dependencia, y a pregunta concreta de que esa petición la hacían ciudadanos, dijo que la gente siempre pide la renuncia de todo mundo.

Respecto a las posibles sanciones contra los elementos que incurrieron en exceso de fuerza contra habitantes de esa localidad, afirmó que 80 elementos de esa corporación rindieron ya su declaración ante la Dirección General de Asuntos Internos de la SSP capitalina.

Reiteró que no se permitirán abusos de los policías, pero que tampoco se admitirán agresiones contra los uniformados, pues derivado de esos hechos hay elementos internados en el hospital, uno de ellos con fractura del maxilar superior e inferior.

 

Con información de Primera Voz y La Jornada