Este platillo nace del pasado festival de la nueva cocina chiapaneca realizado en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, donde una de las ideas fue involucrar nuevos ingredientes, como la introducción en la ganadería del Búfalo de Agua, presente en el norte del estado. Hoy lo presento ligado en esta receta, que rinde para cuatro personas, con una de las hierbas endémicas del Sur Sureste Mexicano.

Ingredientes

4 rodajas de 200 g de queso provolone de búfala

4 hojas grandes de yerbasanta

4 cucharadas de mantequilla

Para acompañar:

Salsa molcajeteada, frijoles refritos y tortillas

Forma de hacerse

Quitar las nervaduras centrales de las hojas de yerbasanta y envolver cada rodaja con una hoja.

Sobre un comal o un sartén a fuego medio colocar la mantequilla y cocinar de ambos lados las rodajas hasta que el queso se haya fundido.

Para fundirlo con mayor velocidad puede taparse.

Servir con guarnición de salsa, frijoles y tortillas para hacer.

 

Con información del Chef José Bossuet para Primera Voz