Cada año vemos desfilar a nuestras tropas en calles de la capital del país; es un espectáculo emocionante ver las naves, tanques, militares, armamento, la organización y rectitud de cómo se realiza este evento, pero ¿qué significa para las y los integrantes que están inmersos en esta gran exposición?

En entrevista con una marino, nos comentó que es la forma de hacerle saber al Presidente de la República y a los mexicanos que su profesión y vocación está al servicio de la ciudadanía, además de dar a conocer la capacidad de armamento, vehículos y personal con que cuenta el estado a fin de que la población sepa quiénes son sus fuerzas armadas.

La emoción que experimentan los participantes del desfile militar es grande y emotiva, pero sobre todo llena de gallardía y orgullo por pertenecer a esta corporación y ofrecer su vida al servicio de los mexicanos.

El entrenamiento para el evento comienza a partir de marzo, con una rutina diaria de lo que se presentará el 16 de septiembre; desde las 5 AM, las y los militares se dan cita en las explanadas de sus corporaciones para iniciar entrenamiento de lo que será su participación en el desfile militar.

De acuerdo con el cronograma y la bitácora del desfile militar, éste será el estado de fuerza que se verá con más de 18 mil participantes, de los cuales 12 mil 765 son del Ejército, mil 124 de la Fuerza Aérea, tres mil 810 de la Armada de México y 721 de la Policía Federal.

De acuerdo con la Sedena, también se apreciarán más de 160 aeronaves, 90 de ala fija, 48 helicópteros y una ambulancia de la FAM, mientras que de la Armada de México serán 12 aviones y 11 helicópteros.

Con esta parada militar se conmemora el 208 aniversario del inicio de la guerra de independencia y se homenajea a todos los orgullosos participantes que están dispuestos a arriesgar su vida y que, día con día, trabajan en beneficio del pueblo mexicano.

 

Con información de Primera Voz