Es viernes, y siempre se antoja una buena cerveza para cerrar la semana laboral. La preferencia por la cerveza artesanal está a la alza desde hace algunos años, así que es importante saber distinguirla para disfrutarla al máximo.

Para definir una cerveza como artesanal, deben tomarse en cuenta las siguientes características:

Es independiente, pues no pertenece en más de 25% a alguno de los grupos dominantes en el mercado.

Es pequeña, debido a que su producción es menor al 1% de la producción nacional.

Es tradicional. La preparación de cerveza requiere agua, malta, lúpulo y levadura. Si se emplea otro ingrediente es para favorecer la innovación y enaltecer los sabores, nunca para hacerla más barata.

Para verificar que la cerveza que tomas es artesanal de verdad, debes buscar el sello ACERMEX. Así comprobarás que la cerveza que lo ostenta procede de una empresa independiente y no de una compañía industrial.

 

Con información de Primera Voz