Durante la madrugada de este martes, una fuga de gas LP se registró en un ducto de Petróleos Mexicanos (PEMEX) derivado de una toma clandestina cercana al fraccionamiento Real del Sol, por lo que decenas de familias abandonaron sus viviendas ante el riesgo que corrían.

En el lugar se aseguraron dos pipas de 15 mil litros de capacidad pertenecientes a las empresas Figueroa y Global gas que estaban conectadas al ducto. La fuga de gas se originó mientras eran llenados ambos camiones contenedores.

Una gran nube de combustible se levantó por la zona y un fuerte olor comenzó a invadir los hogares de las familias del fraccionamiento, lo que alarmó a sus habitantes. Algunas familias tuvieron que abandonar sus hogares para ponerse a salvo y evitar una intoxicación.

Elementos de Protección Civil, así como de las policías estatal y municipal, acordonaron el área y detectaron las dos pipas de gas. Los cuerpos de emergencia dieron aviso a personal de PEMEX, quienes cerraron las válvulas del ducto. Dos horas después, la situación fue controlada y no se reportaron personas lesionadas.

Los operadores de las pipas huyeron del sitio.

 

Con información de Primera Voz