Las refinerías de Salamanca y Tula, inactivas desde hace al menos una semana, podrían reiniciar su operación en días próximos luego de que Petróleos Mexicanos (PEMEX), reciba componentes petroquímicos, cuya ausencia ocasionó la suspensión de labores en ambas refinerías.

Se espera que los faltantes necesarios para las mezclas en la refinación se surtan hoy.

El cierre de ductos, decidido por la administración central como una medida para evitar el robo de combustible, coincidió con la falta de producción.

 

Con información de Primera Voz