La Temporada 40 de Microteatro México, titulada Por Pecado, está por llegar a término; este fin de semana se llevarán a cabo las últimas representaciones, y una de las piezas que los amantes del teatro no pueden perderse es Pecado en la capital.

El equipo de Primera Voz tuvo oportunidad de platicar con Luis Ugalde, escritor y director de la obra, egresado del Taller de Entrenamiento Actoral (TEA) bajo la tutela de la maestra Jessica Gocha, y quien actualmente está por concluir una licenciatura en la Facultad de Música de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) con especialidad en guitarra.

Cuando Microteatro México lanzó la convocatoria para conformar su actual temporada, Luis no dudó en participar en lo que él considera como una gran experiencia que requirió mucho trabajo y se tradujo en la sobrecogedora representación de un dramático triángulo amoroso cuya pieza central es el actor Leonardo Mackey, quien ya ha sido premiado como Mejor Actor en la temporada 39 de la compañía teatral.

Influencias

Para Luis, el arte no para nunca. En su andar artístico ha incursionado, además de en la dramaturgia, en la música, gracias a su participación con la banda de cumbia Valentina Conde & la Voluntad, aunque también toca piano, percusiones, batería y clarinete, además de explorar en la guitarra géneros tan variados como la música clásica, rock, progresivo y jazz, género del que recomienda ampliamente el trabajo de Wes Montgomery, Joe Pass y el ensamble entre dicho ritmo y la música latina que ha creado Carl Tjader.

Su premisa es simple pero cierta: “No hay nada nuevo bajo el sol, todo está hecho ya; el secreto está en estudiar las raíces del arte”. Su trabajo como dramaturgo sigue esta misma línea, pues se ha visto influenciado por el de genios como William Shakespeare, Tennessee Williams (con quien se enganchó gracias a Un tranvía llamado Deseo) y el escritor Gabriel García Márquez.

La supervivencia del arte

En palabras de Luis, los artistas no son más que un medio para que el arte fluya, por lo que éste siempre será más importante que quien funciona como su conducto; de lo contrario, el arte se corrompe y se convierte en una cuestión de nombres, lo que resulta ser el peor azote del arte, pues lo frena y destruye.

¿Qué sigue para Luis Ugalde?

Con la sencillez que le caracteriza, Luis comenta que el siguiente paso a tomar sería escribir una nueva obra, pero no en formato pequeño, sino algo más extenso, apoyado por actrices y actores con quienes ya ha trabajado. Mientras llega el momento de crear una nueva puesta en escena llega, invita a todos los lectores a disfrutar las últimas funciones de Pecado en la capital dentro del ciclo 40 de Microteatro México, mismo que se puede disfrutar inmueble de Roble número 3, en la colonia Santa María la Ribera de la alcaldía Cuauhtémoc.

Con información de Primera Voz