En conferencia de prensa, Adriana Becerril, Presidenta de la Asociación Mexicana de Orquideología (AMO); Rebeca López, Directora del Comité de Exposiciones, Roberto Quijano, Tesorero —los tres de la misma institución— e Itzel Santana, Directora de Servicios Educativos del Museo Franz Mayer, presentaron ayer ante medios la muestra Orquídeas epífitas y algunas bromelias acompañantes, que tendrá presencia en dicho museo localizado en Avenida Hidalgo 45, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, del 17 al 21 de octubre.

La muestra, integrada por más de 400 orquídeas en floración pertenecientes a especies nativas e híbridas cultivadas principalmente en México, presentará también a las bromelias (la más conocida de éstas, para dar una idea, es el heno), bastante menos populares pero de suma importancia para el desarrollo de las primeras gracias a su estructura provista con depósitos de agua que son útiles en momentos de sequía y a sus hojas de vivos colores que, al ser duras y fuertes, brindan protección contra el exceso de luz a las orquídeas.

Con la finalidad de despertar en los visitantes el interés por la belleza de las orquídeas y las bromelias, se llevará a cabo de forma paralela un programa académico que incluye seis conferencias y dos talleres (uno de diseño floral y otro de papiroflexia, especial para niños) para que quienes estén interesados, además de comprar alguno de los bellos ejemplares que se darán cita en Orquídeas epífitas y algunas bromelias acompañantes, conozcan también el cultivo y cuidado de éstas, sus procesos de cultivo y fertilización, sus diversos hábitats —que van desde el nivel del mar hasta a 3,000 metros de altura— que muestran cuán adaptables y resistentes son; sus usos gastronómicos, sobre todo el de la popular y socorrida vainilla que no se hace presente sólo en deliciosos helados, sino en miel, moles, salsas e infinidad de productos que han formado parte de la dieta mexicana desde tiempos prehispánicos.

Para el Museo Franz Mayer es un honor contar con esta exposición que, año con año, engalana sus instalaciones. Franz Mayer era, además de coleccionista, un apasionado por el arte y la naturaleza; en 1930 empezó a coleccionar orquídeas y se hizo miembro de la Asociación Mexicana de Orquideología, por lo que el recinto que lleva su nombre es el lugar perfecto para esta exposición.

Puedes visitarla del 17 al 21 de octubre, en un horario de miércoles a viernes de 10:00 a 17:00 horas, y sábados y domingos de 10:00 a 19:00 horas. El costo de entrada es de $50.00 para el público general, $25.00 para estudiantes, maestros y adultos mayores de 60 años con credencial vigente, y los niños menores de 12 años de edad entran gratis. Cualquiera que sea tu edad…¿no se te antoja embriagarte con el aroma de tan hermosas flores?

 

Con información de Primera Voz