Con temperaturas de hasta menos 50 grados, el oeste de Canadá enfrenta una ola de frío provocada por el debilitamiento de un vórtex polar en Siberia que empuja el frío hacia esta región norteamericana.

Los pronósticos de los meteorólogos locales señalan que las temperaturas podrían no aumentar durante el resto de la semana.

Derivado de esta situación las tres provincias más afectadas son Columbia Británica, Alberta y Saskatchewan, donde las temperaturas reales ara la piel humana oscilan entre los menos 40 y menos 50 grados.

En el norte y centro de Columbia Británica las temperaturas con el efecto viento están entre menos 40 y menos 45 grados, en la capital de Alberta (Edmonton) el termómetro ha alcanzado 29 grados bajo cero, mientras que en Saskatchewan van de los menos 26 a los menos 43 grados.

En este contexto, las compañías eléctricas advierten a la población sobre el elevado consumo de energía.

 

Con información de Primera Voz