Presuntos comerciantes de la Central de Abasto de la Ciudad de México intentaron impedir el acceso a Palacio Nacional, pues la razón de su protesta, afirman, son malos manejos de recursos en la administración de la central, pero las autoridades de la capital lo atribuyen a la detención de siete personas que están involucradas en una ‘lotería clandestina’ conocida como “La Rapidita” en la que se rifaban relaciones sexuales con mujeres o elevadas sumas de dinero.

Vendían a todos los comerciantes, al público en general, ‘te vendo un boletito’, ‘vale 10’, son muchachas muy guapas y así operaban, si entregaban los premios o no tampoco no me consta; desde los últimos 15 años estaban aquí operando”, aseguró Antonio Ponce Machorro, comerciante de la Central de Abastos, CDMX.

En el video se observa cómo una joven se acerca e invita a un comerciante a participar en “La Rapidita”, la rifa era organizada por ciudadanos sudamericanos dentro de la Central de Abasto, de acuerdo con los comerciantes, los organizadores podían reunir hasta 400 mil pesos en un solo día.

Con información de Primera Voz