Luego de que autoridades judiciales estadounidenses determinaran someter a cadena perpetua al “El Chapo Guzmán”, su pareja aseguró: Hoy yo no voy a llorar. ¿Por qué? Nadie ha muerto aquí.

Dicha afirmación ocurrió luego de que una periodista de Univisión  le ofreciera unos pañuelos desechables una vez que se conoció el veredicto de los 12 miembros de jurado que vio el caso de su esposo.

Coronel Aispuro acudió a prácticamente todas las audiencias del juicio que inició el pasado noviembre.

Periodistas que estaban en la sala dieron a conocer que Guzmán y Coronel intercambiaron miradas tras conocer el veredicto, y era notorio que la exreina de belleza se esforzaba en no llorar. Una leve sonrisa compartida fue la despedida entre ambos, además de que Coronel se llevó la mano a su corazón como gesto también de adiós.

Con información de Primera Voz y Excélsior.