El autoproclamado presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, calificó como un acto de represión e intimidación la detención de su jefe de despacho, Roberto Marrero, mientras la comunidad internacional repudió el arresto y pidió su pronta liberación.

Durante una conferencia de prensa, Guaidó aseguró que los allegados del régimen de Nicolás Maduro “cantan victoria porque secuestraron al jefe del despacho de la presidencia”, pero advirtió que no será intimidado.

Como saben que no pueden secuestrar al presidente encargado de la república, secuestran a funcionarios, a diputados, pero esto no nos va a detener“, señaló Guaidó.

Reconoció que existe un riesgo al dedicarse a la política en Venezuela, pero añadió: “me preguntan si hay riesgo de que vayan por mí. Por supuesto que hay, pero es evidente que no se atreven. ¿Por qué no nos buscan? Por el masivo respaldo internacional”.

Desafió a Maduro al señalar “aquí estamos Nicolás, a plena luz del día, no nos van a intimidar”.

Aseguró que habrá consecuencias para aquellos que arremetieron contra el diputado Marrero. “Señores del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) hay consecuencias a quienes ejecuten órdenes inconstitucionales”.

Manifestó que mientras las fuerzas de seguridad de Maduro encarcelan, secuestran y persiguen, su equipo se mantiene trabajando para ayudar a los venezolanos más necesitados.

Con información de Primera Voz y Notimex