Durante su conferencia de prensa matutina, el presidente de México Andrés Manuel López Obrador fue cuestionado sobre su opinión de la renuncia de Eduardo Medina Mora, exministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

El mandatario señaló que no se puede condenar a nadie sin presentar pruebas y sin llevar a cabo un proceso como lo establece la ley, “pero es un hecho inédito de los últimos tiempos, un caso especial en el que por presunta corrupción se destituya a un magistrado”.

Recalcó que se trata de un depósito de 80 millones de pesos y agregó: “esas cosas de ser ciertas no se pueden tolerar, por ello lo cebero, no solo es limpiar de corrupción en un organismo, sino en todos los poderes y al gobierno”.

Con información de Primera Voz