A unos días de que se cumplan 25 años del asesinato de Luis Donaldo Colosio Murrieta, el próximo 23 de marzo, Alfonso Durazo Montaño, reveló que nunca ha aceptado la tesis de su asesinato.

“Creo que el asesinato de Luis Donaldo fue un quiebre en la vida nacional y ahí se aceleró el proceso de descomposición que venía de, alguna manera, impulsado por la política económica neoliberal, pero ahí la política económica se complicó con la política, y es así que desembocó en una serie de desviaciones que ha sufrido nuestro país y una de las consecuencias, entre otras, es esta descomposición social, está pérdida del ahora famoso tejido social, con su consecuente impacto en la inseguridad”, añadió.

Durazo Montaño señala, que no está en su cancha o en su ámbito investigar sobre la tesis de que no se trató de un asesino solitario, sino de la Fiscalía General de la República (FGR).

Acerca de si con la captura de Mario Aburto quedó definitivamente aclarado el asesinato o si se tendría que seguir con la investigación, Durazo Montaño, fue tajante: “Yo personalmente no creo en la tesis del asesino solitario, pero esa es una conclusión personal con elementos objetivos, pero también con elementos subjetivos”.

Con información de Primera Voz y Proceso