Habitantes de la Sierra de Guerrero denunciaron que los grupos armados que disputan el control de la zona amapolera y la franja minera de Guerrero utilizan municiones de origen chino y distribuidas por la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA); se trata de cartuchos calibre 5.56 x 45 milímetros utilizados por los fusiles AR-15 y comercializadas por la Dirección General de Industria Militar de la SEDENA, indica la envoltura de un paquete de 40 balas mostrado por los pobladores.

Los denunciantes informaron que en los cerros donde se han registrado enfrentamientos armados entre los grupos de Tlacotepec y Chichihualco están esparcidos decenas de cartuchos percutidos de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas, así como envoltorios con leyendas oficiales de la SEDENA.

Esto significaría que las municiones fueron suministradas a grupos delictivos por la dirección de Industria Militar del Ejército.

En tanto, mujeres desplazadas junto a sus hijos del poblado de Los Morros, municipio de Leonardo Bravo y que actualmente se encuentran refugiadas en Chichihualco, denunciaron que las autoridades de los tres niveles se mantienen como espectadores ante la crisis humanitaria que se vive en la Sierra y están dejando que la gente literalmente se aniquile. Los denunciantes pidieron el anonimato para evitar represalias.

 

Con información de Primera Voz