El movimiento “Fridays for the Future”, encabezado por la joven activista sueca Greta Thunberg, ya tiene representación en Yucatán. Entre sus objetivos se encuentra la defensa de agua y las pocas extensiones de selva que restan en el estado.

La representante de dicho movimiento en Yucatán, Isabel Bracamontes, explicó que desde marzo pasado se trabaja en diversas actividades encaminadas a crear políticas públicas para defender el medio ambiente y se declare una alerta climática en México.

Precisó que Yucatán es el estado de la Península que tiene menos selva conocida como “alta y media”, ya que solo le quedan un par de grandes corredores biológicos en las zonas colindantes con Campeche y Quintana Roo.

La mayoría de las zonas selváticas que quedan en Yucatán son “bajas caducifolias” y no tienen la misma densidad de flora y fauna que las selvas altas, por eso es importante preservar las pocas áreas que quedan en la entidad, añadió.

Insistió en que el tema del cuidado del agua es importante, porque es un recurso vital y del cual depende el futuro de los pobladores de esta y otras regiones del país, así como de nuestros ecosistemas. Sin embargo, actividades como la porcicultura, la deforestación y el manejo inadecuado de residuos sólidos provocó que el agua del subsuelo empiece a contaminarse y, por ello, han tomado acción junto con otros activistas para poner freno a esa situación.

Explicó que, con la declaración de Alerta Climática establecida por la Organización de las Naciones Unidas, se obligaría a que las políticas públicas se centren en la política ambiental con un enfoque de derechos humanos.

Otra de las cosas en las que han trabajado es la promoción del reciclaje y la disposición adecuada de la basura, además de ayudar a otros grupos con intereses comunes para preservar la flora y la fauna del estado.

 

Con información de Primera Voz