Como una alternativa pacífica y democrática el gobierno de México, de Uruguay y de los países de la Comunidad del Caribe (CARICOM), proponen el Mecanismo de Montevideo.

A través de un comunicado, la cancillería mexicana señaló que la iniciativa busca “la paz y el diálogo para fomentar las condiciones necesarias para una solución integral, comprensiva y duradera”.

En caso de aceptarse, el proceso del mecanismo se desarrollaría en cuatro fases, durante un período razonable: 1) diálogo inmediato, 2) proceso de negociación, 3) construcción de compromisos y 4) implementación.

“Los suscriptores de esta declaración coincidimos en que el grado de complejidad de las circunstancias no es razón para desestimar las vías diplomáticas de solución de controversias”, se lee en la declaración conjunta.

Con información de Primera Voz