El gobierno de México comunicó a la caravana migrante la negativa de ingresar al país si su objetivo es únicamente transitar por el territorio nacional hasta llegar a la frontera con Estados Unidos, informó el Instituto Nacional de Migración.

Luego de que un grupo de migrantes entregó a las autoridades una carta dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador, en la que le solicitaban entrar a México, la titular de la Oficina de Representación del INM en Chiapas, Carmen Yadira de los Santos, leyó la respuesta a los migrantes:

“Las disposiciones jurídicas no establecen una calidad migratoria de tránsito, razón por la cual, no es posible obsequiar positivamente su petición. El Instituto Nacional de Migración hará cumplir la ley en caso de violación a ésta”, detalla el documento

“Los extranjeros, al acceder a territorio nacional, deberán cumplir con la Ley de Migración que, señala: deberá ser regulada, segura y ordenada”, señala.

Pese a la negativa de México para darle paso libre a la caravana, las autoridades invitaron a niñas y niños no acompañados y acompañados, así como personas migrantes de condición vulnerable, a ingresar con el objetivo de proporcionarles dignidad humana de conformidad con los derechos humanos, protección humana y políticas de humanismo del Gobierno de la República.

Sin embargo, las autoridades no detallaron si esta invitación derivaría en su detención en alguno de los centros migratorios con los que se cuente, y si esto les permitiría acceder a los mecanismos temporales que se entregaron a inicios del año pasado para que su estancia sea regular.

Es así como el Gobierno de México reiteró su compromiso para que se mantenga una migración segura, ordenada y regular; además de externaron a los migrantes su apertura al diálogo y reitera su compromiso con el respeto a los derechos humanos.

Con información de Primera Voz