Por primera vez desde la creación del Grupo Lima, México no acompañó a la declaratoria del Grupo, donde señalan como “ilegítimo” el nuevo periodo de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela, el cuál inicia el 10 de enero.

En la declaratoria piden a Maduro entregar de forma provisional el poder ejecutivo a la Asamblea Nacional de Venezuela, hasta que se realicen nuevas votaciones presidenciales.

Tras la reunión de cancilleres, realizada en Lima, México optó por no unirse a sus pares regionales y señaló que prefiere mantener abiertos sus canales diplomáticos con Caracas. Apesar de ello, México continuará siendo parte del Grupo Lima.

Los lazos entre México y Venezuela se estrcharon, luego de que López Obrador asumiera la presidencia de México y que el presente de Venezuela lo acompañara en su toma de protesta.

Con información de Primera Voz y Aristegui