Pequeña historia sobre el merengue horneado

Históricamente, suizos y polacos discuten sobre el origen del merengue. A decir de las Pavlovas, que son estos merengues horneados rellenos de frutas, el origen tiende a irse hacia Rusia.

A María Antonieta, esposa del rey de francés Luis XVI, le gustaban mucho los merengues y los Vacherins, pasteles  de helados hecho con anillos de merengue; su lugar preferido para elaborarlos con sus propias manos era en la cocina del “Petit Trianón”.

En la obra española “Arte de Repostería” del siglo XVIII escrita por De la Mata, aparece un capítulo, el 23, dedicado a los merengues, que indica: “Aunque pequeña obra, es cómoda para valerse en caso de necesidad por la prontitud con que se executa y además de ser muy buena para adornar, es muy gustosa. Hacese del azúcar más selecto“.

Hasta principios del siglo XIX, los merengues se moldeaban con una cuchara antes de meterse en el horno. En España se conocen como suspiros. La actual forma de hacerlos con la manga pastelera fue introducida por el arquitecto de la cocina moderna Câreme.

En la Ciudad de los Palacios el merenguero es un personaje de la tradición citadina, comerciante ambulante acompañado de su mesita plegable vende dulces entre los cuales destacan el merengue rosa, el merengue blanco envuelto y el gaznate, un buñuelo frito en forma de cilindro que recuerda a los canollis, rellenos también de merengue italiano, algunos mencionan que estos merengues son enriquecidos con pulque al momento de prepararlos.

El merenguero ha gozado de tener el volado como rito característico en su forma de venta, es una manera de añadir diversión a la transacción, además de agregar el factor de posibilidad de mover la mercancía más rápidamente, ya que si el merenguero gana, el comprador adquiere dos merengues en lugar de solamente uno… águila o sol!

Al evocar esta deliciosa tradición, se antoja preparar un merengue con frutas al perejil orgánico. Te comparto la receta, que rinde para ocho personas:

Ingredientes

8 merengues horneados de panadería

4 tazas de frutas al perejil orgánico

Preparación y montaje

Colocar sobre cada merengue ½ taza de frutas al perejil orgánico.

Servir frío.

Para las frutas al perejil orgánico

1 taza fresa picada en cubos pequeños

1 taza mango picado en cubos pequeños

1 taza piña picada en cubos pequeños

1 taza melón chino en cubos pequeños

¼ taza perejil orgánico finamente picado

Forma de hacerse

Mezclar todos los ingredientes y macerar en frío por 2 horas.

¡Saludos gastronómicos!

 

Con información del Chef José Bossuet para Primera Voz