Cerca de la mitad de la producción de petróleo saudita, aproximadamente tres millones de barriles diarios, quedará suspendida durante un mes como consecuencia de los ataques del pasado sábado contra importantes instalaciones del país, indicó la consultora especialista en mercados petroleros S&P Platts.

El sábado, los ataques con drones revindicados por los rebeldes hutíes chiítas de Yemen contra Abqaiq -la mayor planta de tratamiento petrolífero del mundo- y el campo de Jurais, obligaron a suspender la producción de 5.7 millones de barriles diarios, un 6% de la producción mundial.

“Por el momento, parece probable que unos tres millones de barriles diarios de petróleo bruto saudita estarán indisponibles durante al menos un mes”, indica un informe de S&P Global Platts.

Los precios del petróleo cayeron ligeramente hoy tras las subidas récord del lunes, en un contexto de incertidumbre sobre cuándo se reanudará la producción en Arabia Saudita, país que lidera de facto la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Arabia Saudita produce 9.9 millones de barriles diarios en promedio, de los cuales exporta 7 millones, principalmente hacia los países asiáticos.

Si Arabia Saudita logra restablecer su producción total antes de la próxima semana, los precios del petróleo podrían caer a unos 60 dólares el barril. En caso contrario, podrían alcanzar hasta los 85 dólares si la reanudación dura meses y si siguen las tensiones en la región, según previsiones de Capital Economics.

La crisis también hace temer un conflicto en la región por el papel de Irán, al que Estados Unidos señala como responsable de los ataques contra las instalaciones sauditas.

 

Con información de Primera Voz