Durante el primer informe de gobierno de la presidenta municipal de Huejotzingo, Angélica Alvarado Juárez, el gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa, reiteró que él ganó la elección a gobernador en 2018 pero que sus oponentes se la robaron:

“Y así fue como ganamos en muchas partes del estado, todos los que ganamos el 1 de julio de 2018, porque yo gané me la robaron pero los castigó Dios”, dijo Barbosa

En las elecciones del 1 de julio de 2018, la panista Martha Erika Alonso resultó ganadora con un millón 152 mil 978 sufragios válidos, mientras que el abanderado de Morena logró sumar 1 millón 30 mil 924 sufragios, es decir, 122 mil 54 votos menos que su contrincante, según datos del Instituto Electoral del Puebla.

Aunque Barbosa impugnó, alegando irregularidades, las autoridades electorales determinaron que la elección fue limpia y dio la gubernatura a la panista.

Por estas declaraciones, los senadores del PAN se mostraron indignados cuando “el gobierno de Morena no ha sido capaz de explicar la caída del helicóptero en que viajaban la gobernadora y nuestro coordinador”.

Con información de Primera Voz