La nueva titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra, sostuvo que mantendrá total autonomía e independencia del Poder Ejecutivo y no le temblará la mano para denunciar violaciones de derechos humanos cometidas por cualquier autoridad.

Manifestó que no le preocupa contar con el respaldo del presidente Andrés Manuel López Obrador, “más bien yo quiero tener el respaldo de la sociedad”, dijo, y destacó que su prioridad son las víctimas. “Hacer que esta comisión realmente cambie y que no sea una instancia de simulación, de comparsa del régimen, y no sólo de este régimen sino de cualquier otro poder de los que hay en este país y que quieren que las cosas sigan igual, que no cambien, que siga con la simulación, con la impunidad y con la corrupción, y que los miles de ciudadanos que han visto vulnerados sus derechos no reciban justicia”.

 

Con información de Primera Voz