México todavía está lejos del respeto a los Derechos Humanos en sectores vulnerables como lo son las comunidades indígenas, cuyos miembros emigran a las grandes urbes en busca de trabajo, pero a cambio reciben vejaciones.

Este es el argumento de la obra Todos Santos, que tendrá temporada en el Teatro Sergio Magaña, ‪del 20 de diciembre al 12 de diciembre, bajo la dirección de la dramaturga Mónica Perea.

Con esta puesta, la escritora se concentra en el tema de los Derechos Humanos y la migración desde la visión femenina, a través del monólogo de María, interpretado por una actriz zapoteca.

La historia narra cómo es que la protagonista tuvo que dejar su lugar de origen para irse a la ciudad, donde se encuentra con nuevos problemas: maltratos y vejaciones.

“Hablar desde el punto de vista femenino es algo que como dramaturga me interesa mucho, de pronto el teatro nacional habla desde la visión del hombre, el machismo que existe no puede negarse, por eso me gusta indagar sobre todo en lo femenino y pudimos unirlo con este texto escrito específicamente para la maestra (la actriz zapoteca)”, comentó Perea.

Agregó: “Me puse a investigar y estudiar a fondo el problema. En el caso de las trabajadoras domésticas, la mayoría viene de pueblos y tiene que moverse a la ciudad a trabajar. La incidencia de malos tratos hacia ellas es increíble, es una forma de esclavitud moderna”.

Todos Santos se presentará ‪del 20 de noviembre al 12 de diciembre, los martes y ‪miércoles a las 20:00 horas en el Teatro Sergio Magaña, ubicado en Sor Juana Inés de la Cruz 114, Santa María La Ribera, cerca del Metro San Cosme

Con información de Primera Voz