El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró ayer, durante su conferencia matutina, que debido a que la reforma en telecomunicaciones no ha resuelto el problema de la conectividad en el país se decidió suspender la licitación de la Red Troncal de fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y va a empezar de cero, por lo que a mediados de febrero próximo estaría en condiciones de lanzarla para empresas con tecnología de punta, pronosticó.

“A pesar de esta reforma, el país tiene gran atraso en conectividad, sólo 25% del territorio nacional tiene conectividad, es decir, que en el 75% de la nación no hay comunicaciones, la pregunta es: ¿por qué se omitió este asunto en la reforma? Esta línea de fibra óptica se iba a entregar con el mismo criterio de atender sólo a las poblaciones donde está el mercado, pero el Estado debe cumplir su función social y garantizar la comunicación a todos los mexicanos”, puntualizó.

López Obrador destacó que para adjudicar los 25 mil kilómetros de fibra óptica de la CFE se empezará de cero y va a licitarse, y como contraprestación, la empresa o las empresas que tengan la concesión van a tener que ofrecer, entre otras cosas, internet gratuito en carreteras, plazas públicas, escuelas, hospitales y destinar recursos para mantenimiento de las instalaciones.

El calendario para los interesados en ganar la licitación marcaba el 10 de octubre del 2018 como fecha límite para la presentación de las propuestas y se preveía que el 24 del mismo mes se otorgara la adjudicación. Sin embargo, el gobierno de Enrique Peña Nieto dejó pendiente la licitación para febrero del 2019, con lo que el proyecto de la anterior administración se vino abajo.

 

Con información de Primera Voz