En punto de las 07:19 horas, el presidente Andrés Manuel López Obrador izó la Bandera nacional a media asta para honrar a las víctimas de los terremoto de magnitud 8.1 del 19 de septiembre de 1985 y el de 7.1 grados del 19 de septiembre del 2017, que dejó un saldo oficial de 369 muertos.

El presidente estuvo acompañado de los secretarios de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval; de la Marina-Armada de México, Rafael Ojeda Durán; de Educación, Esteban Moctezuma; de la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; del comandante de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio; del secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo; de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum; del coordinador nacional de Protección Civil, David de León Romero; y del presidente de la Cruz Roja Mexicana, Fernando Suinaga.

Con información de Primera Voz